cómo ser director de cine hoy en día: un smartphone, una visión y muchas ganas

Tangerine_011-1600x900-c-default

Fotograma del largometraje Tangerine, realizado con iPhone

No hay excusas que valgan: no hace falta ni el último equipo de grabación ni un montón de dinero para grabar una película. Tendríamos que habernos percatado ya, tenemos las herramientas necesarias. Si el año pasado el largometraje Tangerine del director Sean Baker, registrado íntegramente con un iPhone, volvía loco al jurado del Sundance Festival, la veda está abierta. La llave del séptimo arte lleva todo este tiempo en nuestro bolsillo.

Y sí, estamos ya hartos de escuchar críticas y críticas sobre los móviles: que si nos consumen, nos quitan tiempo para los demás, nos automarginan del resto… Puede ser, pero todo depende de cómo usemos este pequeño aparatito que nos acompaña everywhere. También puede ser el perfecto catalizador del talento artístico que cada uno lleva dentro. Vamos, que al final somos dueños de hacer lo que queramos con nuestro smartphone, desde hacer scroll en Facebook a subir selfies a Instagram o grabar nuestros primeros vídeos. La revolución digital y todos sus productos nos han traído un arma de doble filo: útil, pero también dañina. Y si nos quedamos con la cara más amable, podemos potenciar nuestras aptitudes innatas.

La democratización de internet permite producir contenidos y mostrarlos fácilmente. Y como en la red, es posible hacerlo delante de un jurado profesional. El director de Tangerine no hizo nada espectacular: contratar algunos actores, rodar en las calles de Los Ángeles con su iPhone y presentarse al Sundance. Y de repente, todo el mundo hablaba de su película. La historia de Baker no es única: muchos son los que se han dado a conocer gracias a proyectos realizados con sus teléfonos móviles. El terreno se hace cada vez más grande: empiezan a surgir secciones oficiales de smartphone films, así como diferentes festivales especializados en la temática. Aunque parezca mentira, en Cannes ya hay un concurso para películas hechas con móviles, y el conocido festival Tribeca también está atento a las mejores producciones lowcost. Íntegramente focalizados en este tipo de largometrajes ya existen varios festivales repartidos por el globo: en San Francisco está el Disposable Film Festival, donde se dio a conocer la terrorífica Les Ongles, el SmartFilms en Colombia, el Olleh International Smartphone Film Festival en Corea del Sur o el iPhone Film Festival, reservado a los de la manzana.

Ya sabéis: a jugar con la imaginación. Las herramientas están en la palma de nuestra mano y no hay nada más maravilloso que divertirse haciendo lo que a uno le apasiona. Es cuestión de confianza: Brad Pitt empezó trabajando como camarero. Os dejamos un par de perlitas, para que os inspiréis en estos días de sobredosis de calor.

Trailer de Tangerine, de Sean Baker *premiada en el Sundance Festival

Les Ongles, de Clement Deneux *premiada en el Disposable Film Festival

The post cómo ser director de cine hoy en día: un smartphone, una visión y muchas ganas appeared first on lamonomagazine | art&urban culture magazine.

Source: www.lamonomagazine.com
www.kornukopia.es
Diseño Multimedia, Web y mucho más…

Post your thoughts