Multas convertidas en obras de arte

Dadi Dreucol es un artista reconocido que además de exponer en museos como el CAC, regala arte por las calles de Málaga, para sus obras no busca paredes limpias o lisas si no que se adapta a las imperfecciones y pone el ojo en revalorizar paredes derruidas.

Aunque lo de regalar arte a la ciudad se lo ponen difícil, en su última intervención la policía lo multó impidiéndole terminar la obra, pero de ahí, como el mismo explica, nace la idea de realizar bocetos PARA “realizar pintadas y grafitis en fachadas” sobre el resguardo de la denuncia que la policía le entregó POR “realizar pintadas y grafitis en fachadas”.

Dadi pintó un boceto sobre el resguardo de la multa, y la cambiaba por el precio estipulado en la multa, este suceso tuvo mucha repercusión en el mundo del arte y en la prensa local, ya que el artista consiguió que una multa se convirtiera en una especie de mecenazgo que le permitirá seguir pintando. De ahí surgió otro experimento artístico, en el que unos chicos se ofrecieron a seguir evolucionando la obra tapando el graffiti y poniendo el precio de la multa en la pared.
Vía: Ideacreativa

Source: No me toques las helveticas

Post your thoughts